martes, 18 de enero de 2011

Impresionismo Estadounidense: Mary Stevenson Cassat

Volvamos a la pintura, la pintura de Mary Stevenson Cassat.


*Biografía (no, no es de Wikipedia, vamos evolucionando)


Mary Stevenson Cassat (1844 Pittsburgh - 1926 Château de Beaufresne) nación en Pittsburgh. Su padre fue un banquero de ideas educativas liberales y toda la familia parece haberse inclinado por la cultura francesa. Mary tenía apenas cinco o seis años la primera vez que visitó París, y apenas era una adolescente cuando decidió que quería dedicarse a la pintura. Viajó a Italia, a Amberes y a Roma, para finalmente volver a París, donde, en 1874, se quedó a vivir permanentemente.

En 1872, Cassat envió su primer trabajo al Salón, y otros le siguieron en los años posteriores, hasta 1875, cuando el retrato de su hermana fue rechazado. Adivinó que el jurado no se había sentido satisfecho con el fondo, así que lo repintó varias veces, hasta que, en la siguiente exposición del Salón, el mismo retrato fue aceptado. Fue entonces que Degas le pidió que expusiera con él y sus amigos, el grupo de los impresionistas, que comenzaba a destacar, y ella aceptó con gusto. Admiraba a Manet, Courbet y Degas, y odiaba el arte convencional.

El biógrafo de Cassat señala la intelectualidad y el sentimiento patente en su obra, así como la emoción y la distinción con la que pintaba  a sus modelos favoritos: madres con bebés. Luego habla de su interés predominante en el dibujo y de sus dotes para los patrones lineales, mismas que se fortalecieron mucho con su estudio del arte japonés y su emulación del estilo en los grabados de color que realizó. Mientras que su estilo puede poseer características de otros pintores, sus dibujos, su composición u la luz de los colores son algo que le es enteramente propio. En su obra hay cualidades de ternura que es posible que sólo una mujer pueda expresar. Estas cualidades que dan a su obra un valor duradero son la marca de un pintor sobresaliente.

*Obra

Niñita en un sillón azul



En el palco (In the box)




Lydia apoyándose en sus brazos (Lydia leaning on her arms)




Lilas en la ventana (Lilacs in a window)




La madre joven (The young mother)




Niños jugando con un gato (Children playing with a cat)






Observando su obra, se nota como a lo largo de los años sus pinturas van centrándose en plasmar las relaciones materno-filiales, aumentando los cuadros con bebés y madres los cuales se convertirían en su sello personal. Quizá la ausencia de un hijo y de un marido agudizó su instinto maternal y consiguió captar la ternura de las escenas madre - hijo. Su pintura recuerda ligeramente a los colores sensuales de Renoir (personalmente a mi me lo parece).


Pasando a un plano extra-artístico habréis notado que ahora pongo el título original de la obra, puesto que tengo miedo a traducir erróneamente, ya que traduzco directamente de otros idiomas. Hasta la próxima! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario